Seguros médicos Ceuta

1 de cada 8 mujeres en España tendrá cáncer de mama

Cada 19 de octubre, como recordatorio del compromiso de toda la sociedad, se celebra el Día Mundial contra el Cáncer de Mama.

 

El cáncer de mama, es el tumor más frecuente en las mujeres que viven en occidente; superando los 30.000 casos, en el caso de España, para el año en curso. Se estima que una de cada ocho mujeres en España, tendrá cáncer de mama en algún momento de su vida.

 

La edad de máxima incidencia se establece por encima de los 50 años, pero aproximadamente un 10 % se diagnostican en pacientes jóvenes por debajo de los 40 años, y aunque la inmensa mayoría de los casos se diagnostican en mujeres, un 1-5% se diagnostican en el varón.

 
mamografía mujer
 

Si bien la incidencia va en aumento, probablemente porque las campañas de screening permiten el diagnóstico en etapas tempranas de la enfermedad, la curabilidad experimenta mejores tasas cada año, debido al mayor conocimiento de la biología de la enfermedad, así como a la introducción en la clínica de tratamientos de mejor diseño y especificidad.

 

Conseguir un diagnóstico lo más precoz posible, es uno de los aspectos básicos en los que se sustenta la curabilidad. La mamografía se ha acreditado como la prueba de cribado mas efectiva, y su realización a amplios grupos de población en riesgo, ha permitido el diagnóstico del cáncer de mama en estadios muy precoces, con el subsiguiente impacto positivo en la curabilidad, de tal forma que, la supervivencia estimada para el estadio I alcanza al 98% de las pacientes, mientras que disminuye al 24% para el estadio III. Actualmente todas las Comunidades Autónomas en España, tienen programas de screening para los grupos de mayor riesgo, y es una acción común en Europa, Estados Unidos o Canadá.

 

La necesidad de las campañas de screening, viene dada por la existencia de una serie de factores biológicos, que aumentan el riesgo de padecer cáncer de mama, que no son modificables. Entre ellos se encuentra la edad, la historia personal o familiar de cáncer de mama, la existencia de patologías benignas con potencialidad de transformación maligna, la menarquia temprana o la menopausia tardía, así como determinadas mutaciones genéticas heredables. Por el contrario, existen otros factores de riesgo, que dependen del estilo de vida y por tanto son modificable. Algunos de ellos, que son clásicos y comunes a otros tipos de cánceres, incluyen el tabaco, el alcohol, la obesidad o el sedentarismo.

 
Screening Cáncer de Mama
 

Un mayor conocimiento de la biología de la enfermedad, ha permitido el diseño de nuevas clasificaciones tumorales más precisas en función de determinados perfiles genéticos, que se correlacionan con el riesgo de recaída y la evolución clínica. La clasificación molecular actual establece la existencia de cuatro tipos de cáncer de mama: Luminal A, Luminal B, HER2 y basal like, en función de la existencia o no de receptores hormonales, tasa de proliferación o expresión del oncogen HER2. Esta clasificación no solamente es importante de cara a la evolución del tumor, si no que además nos indica qué pacientes deben recibir tratamiento adyuvante a la cirugía y cuál es el más efectivo.

 

La cirugía del cáncer de mama ha experimentado notables cambios en los últimos años, imponiéndose la alternativa del tratamiento conservador frente a la mastectomía, o la reconstrucción inmediata cuando la extirpación completa de la mama se hace necesaria para el control de la enfermedad. Así mismo, la introducción de la biopsia selectiva del ganglio centinela (BSGC), ha supuesto el abandono de la linfadenectomía axilar en la mayoría de los casos.

 

Otro tanto cabe decir de la radioterapia. La introducción clínica de nuevas técnicas de irradiación de la mama, permiten la administración de una dosis de radiación altamente eficaz a la mama, con minimización de la irradiación de los tejidos sanos próximos. Ello supone un mayor control de la enfermedad y una mejoría importante en la tolerancia al tratamiento.

 

En los últimos años hemos asistido a una verdadera revolución y evolución en el tratamiento sistémico del cáncer de mama. A los tratamientos clásicos de quimioterapia y hormonoterapia, se han añadido la introducción clínica de grupos de fármacos específicos contra una determinada particularidad del tumor.

 

Sirvan como ejemplo los tratamientos dirigidos contra el oncogen HER2, los dirigidos contra las mutaciones en PIK3CA, los inhibidores de ciclinas, o la inmunoterapia de especial transcendencia en el cáncer de mama triple negativo.

 

La utilidad de todo este amplio espectro terapéutico se ha mostrado no solo en la enfermedad metastásica, si no que constituye una de las piedras angulares del tratamiento con posterioridad a la cirugía (adyuvante) o previo a ella (neoadyuvante) en casos avanzados y de difícil control.

 

Entre el 5 y el 10% de los cánceres de mama son hereditarios y forman parte de los llamados síndromes familiares de cáncer. La existencia de mutaciones especificas en determinados genes (BRCA 1 y 2, PALB2, p53 o CHEK2), supone para las portadoras un incremento del riesgo de padecer cáncer de mama y otros cánceres asociados como ovario, páncreas o próstata en el varon. El estudio de estas mutaciones y sus implicaciones clínicas ha supuesto la aparición de profesionales sanitarios especializados en el análisis del riesgo inherente a padecer la enfermedad, así como las mejores alternativas de diagnóstico y prevención, dando lugar al nacimiento de unidades de consejo genético y especialistas en el mismo.

 

En definitiva, el mayor conocimiento del comportamiento biológico de la enfermedad, unido a la mayor concienciación social frente a la misma y el amplio espectro terapéutico del que actualmente disponemos, ha hecho realidad una importante mejoría en las tasas de curación de la misma, que aumentan año a año. A ello se suma la adquisición de habitos de vida saludables, las campañas de diagnóstico precoz y el estudio de la susceptibilidad heredables, así como actuaciones específicas en ese ámbito.

 
 

 
Doctor Pedro Ballesteros

 

Dr. Pedro Ballesteros
Especialista en Oncología y Consejo Genético.

 

 

octubre 19, 2020

 

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

 

 

Más noticias






    ¿Desea recibir información de nuestro centro? *

     

     

    HC Ceuta

    Atención especializada

    ¿Por qué HC Ceuta?

    Suscríbase a nuestro newsletter

    Suscribirse