Seguros médicos Ceuta

¿Qué cambios se producen en tu cuerpo tras el parto?

embarazadaEl embarazo pasa factura al cuerpo de la mujer después del parto: las caderas se ensanchan, el abdomen se inflama y la musculatura queda flácida, los senos aumentan y, secundariamente a su peso, caen…

 

La mejor forma de recuperarse fácilmente tras el parto es cuidarse antes del mismo, durante el embarazo; esto implica estar en buena forma física, no tener sobrepeso, aplicarse cremas antiestrías… Además, en los primeros días se pierde gran cantidad de agua por la orina y el sudor, lo cual contribuye a perder peso y disminuir la hinchazón de piernas.

 

La recuperación durante el puerperio es lenta, se estima que al menos es necesario un año para volver a la completa normalidad. Es muy importante que te marques objetivos realistas, que puedas conseguir a largo plazo, para evitar frustraciones y sobreesfuerzos.

 

La dieta durante el periodo de lactancia

La lactancia materna es el mejor «adelgazante» ya que contribuye a eliminar los depósitos de grasa, que se emplean en la producción de leche, aumentando por tanto el gasto energético. Si decides dar el pecho a tu bebé es importante que no hagas dieta hipocalórica en ese periodo: dieta saludable y equilibrada, sin excesos.

 

Es importante que la ingesta diaria se encuentre entre las 1800 y las 2700 kcal., en función de las necesidades basales de cada mujer. Las comidas deben realizarse cinco veces al día y es necesario evitar la ingesta de alcohol.

 

Un endocrinólogo o un experto en nutrición pueden ayudarte a conseguir una pérdida gradual de peso adecuada a los requerimientos de esta etapa.

 

¿Qué tipo de cremas puedes aplicarte?

Inicialmente debes utilizar una crema antiestrías, ya que los cambios bruscos de volumen favorecen la aparición de las estrías. Aplica la crema tanto en el abdomen como en las mamas (evitando areola y pezón); puede ser la misma que hayas utilizado durante el embarazo. Por supuesto, el uso de estas cremas debe estar acompañado por una abundante ingesta hídrica, que te permita estar bien hidratada.

 

Posteriormente, aproximadamente a la semana, cámbiala por una crema reafirmante, añadiendo una crema anticelulítica en glúteos y piernas.

 

¿Qué actividades puedes llevar a cabo para recuperarte?

El primer objetivo es fortalecer el suelo pélvico. Hasta que no lo consigas es importante que no realices ejercicios de abdominales ni cojas pesos (como mínimo hasta después de los tres primeros meses). Simultáneamente puedes comenzar a caminar una hora al día, y cuando ya hayas conseguido este ítem puedes empezar también a realizar gimnasia suave, Pilates o natación.

 

Para conseguir un buen suelo pélvico se pueden llevar a cabo los llamados ejercicios de Kegel. Puedes realizarlos tumbada, de pie, sentada o andando. Es recomendable que al principio comiences por 10 repeticiones de cada ejercicio cuatro veces al día, y progresivamente los vayas aumentando hasta llegar a las 50 repeticiones cuatro veces al día.

 

Siempre deben hacerse con la vejiga vacía para evitar infecciones de orina; mientras estés llevándolos a cabo no debe dolerte la espalda ni notar fatiga; ni contraer abdominales, muslos o glúteos (esto significará que los estás realizando correctamente). Comenzarás a notar sus beneficios aproximadamente a los dos meses de haber comenzado a realizarlos.

 

Tabla Kegel

 

Actualmente existen en el mercado algunos dispositivos que colaboran a realizar estos ejercicios:

 

– Los conos vaginales son unas pesas con forma de cono, del mismo tamaño pero diferente peso, que una vez introducidos en la vagina, por la gravedad tienden a salir y los músculos pubococcígeos se contraen de forma refleja. Las pesas se introducen de la misma forma que un tampón.

 

– Las esferas de silicona son dispositivos similares a los anteriores pero con forma redondeada. Deben retenerse durante unos 15 minutos dos veces al día (mañana y tarde) y pueden llevarse caminando, de pie, estando sentada…

 

En ambos casos, si te decides a usarlos es importante escoger la pesa adecuada: empieza con la de menor peso y si la retienes sin esfuerzo pasa a la siguiente que más pese. La adecuada es la de mayor peso que puedas retener sin que se te caiga.

 

Contacta con tu ginecólogo antes de realizar los ejercicios o comenzar con los dispositivos; podremos orientarte en cuanto al tamaño adecuado, la forma de realizar los ejercicios…

 

Dra. Ruiz Alfonso

Unidad de Ginecología de HC Ceuta

 

 

junio 8, 2017

 

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

 

 

Más noticias






    ¿Desea recibir información de nuestro centro? *

     

     

    HC Ceuta

    Atención especializada

    ¿Por qué HC Ceuta?

    Suscríbase a nuestro newsletter

    Suscribirse